Imágen de Portada
ROSSOW, I., LAURITZEN, G., SHATTERED CHILDHOOD: A KEY ISSUE IN SUICIDAL BEHAVIOR AMONG DRUG ADDICTS?. ADDICTION , Vol. 96, no. 2 (2001), p. 227-240
Ref. 100754
Localización: R.696

Solicitar al Siis


Palabras clave:
Drogodependencias, Efectos, Enfermedades mentales, Factor de riesgo, Infancia, Malos tratos, Problemas familiares, Suicidio, Trastornos psiquiátricos

Resumen:
Objetivos: evaluar la importancia relativa de diversas experiencias adversas en la infancia para la aparición de posteriores conductas suicidas en términos de intentos de suicidio e ideación suicida en los drogadictos, así como evaluar los posibles diferencias entre sexos en estas asociaciones. Diseño: Estudio prospectivo transversal. Localización: unidades de tratamiento hospitalario y ambulatorio para drogadictos en Noruega. Participantes: una muestra a nivel nacional de 800 drogadictos que inician tratamiento en 1992-1993. Mediciones: informes de los sujetos de intentos de suicidio (frecuencia a lo largo de la vida) e ideación suicida (un mes antes de iniciar el tratamiento). Datos recogidos de entrevistas estructuradas con terapeutas. Hallazgos: el 38% de los drogadictos informaron de haber intentado suicidarse una o más veces; la proporción fue mayor entre aquellos que describieron diversas experiencias adversas durante la infancia (agresiones sexuales o violentas, intimidaciones, abuso de alcohol de los padres, problemas psiquiátricos propios), y aumentó según el número de estas diferentes clases de experiencias infantiles adversas. El 42% de los pacientes informaron deideación suicida durante el mes previo al inicio del tratamiento, mostrando el mismo tipo de asociaciones con las experiencias adversas de la infancia y también una asociación significativa cuando se controlaron intentos de suicidios previos. Hubo relativamente pocas diferencias entre sexos en los informes de conducta suicida, siendo la proporción algo mayor entre las mujeres, pero sólo entre aquellas con ninguna o pocas experiencias adversas en la infancia. Conclusiones: la conducta e ideación suicida descrita por los propios sujetos es muy frecuente entre los drogadictos y más cuando aumenta la cantidad de clases de experiencias infantiles adversas.