Imágen de Portada
RAMSTEDT, M., PER CAPITA ALCOHOL CONSUMPTION AND LIVER CIRRHOSIS MORTALITY IN 14 EUROPEAN COUNTRIES. ADDICTION , Vol. 96, no. SUPPLEMENT 1 FEBRERO (2001), p. 19-34
Ref. 100882
Localización: R.696

Solicitar al Siis


Palabras clave:
Alcohol, Cirrosis, Consumo, Drogodependencias, Efectos, Estudio comparativo, Estudio epidemiológico, Mortalidad, Unión Europea

Resumen:
El objetivo de este artículo es estimar los efectos de cambios en el consumo de alcohol per cápita en los índices de mortalidad por cirrosis hepática en diversos grupos demográficos en 14 países de Europa occidental. Se analizaron los cambios anuales en los índices de mortalidad por sexo y edad desde 1950 hasta 1995 en relación con los correspondientes cambios anuales en el consumo de alcohol per cápita, utilizando para ello la técnica de Box-Jenkins para el análisis de series temporales. Las estimaciones específicas de cada país se agruparon en tres regiones; Norte, Centro y Sur de Europa. Los datos de mortalidad por cirrosis para grupos de edad de 5 años se convertieron en índices de mortalidad por sexo en los grupos de edad de 15+, 15-44, 45-64, y 65+, expresándose como el número de muertes por 100,000 habitantes. Las ventas de alcohol se utilizaron para medir el consumo global, y se calcularon según consumo (litros de alcohol 100%) por año y habitante a lo largo de 14 años y ponderando con un modelo de distribución de 10 años. Los análisis específicos de cada país demostraron un efecto positivo y estadísticamente significativo de los cambios en consumo per cápita en los cambios en la mortalidad por cirrosis en 13 países para los hombres y en 9 países para las mujeres. El efecto del alcohol más pronunciado se encontró en el norte de Europa, principalmente debido a un gran efecto en Suecia. Además, cuando se analizaron distintos grupos de edad se obtivieron estimaciones significativas en 29 de 42 casos de hombres y en 20 de 42 casos de mujeres. La mayor parte de estimaciones no significativas se halaron en los grupos de mayor edad. Los resultados claramente sugieren que un cambio en el nivel global de consumo de alcohol afecta por regla general a la mortalidad por cirrosis en distintas culturas consumidoras de alcohol y entre distintos grupos demográficos. Es más, los hallazgos se corresponden con lo esperado según la teoría de colectividad de las culturas consumidoras de alcohol.