Imágen de Portada
CALAFAT, A., ET AL., VIDA SOCIAL DE LA COCAINA. ADICCIONES , Vol. 13, no. SUPL. 2 (2001), p. 61-103
Ref. 101934
Localización: R.841 Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Actitudes sociales, Cocaína, Consumo, Cultura, Drogodependencias, Edad, Estudio cualitativo, Factor de riesgo, Factores sociales, Forma de vida, Género, Ocio, Patrones de consumo, Relaciones sociales, España

Resumen:
La cocaína está de moda en España. El hilo vertebrador del estudio es la dinámica cultural que motiva el consumo de cocaína y su crecimiento, especialmente entre los jóvenes. El artículo surge de una investigación cualitativa desarrollada en cinco ciudades españolas. Se ha realizado observación en locales recreativos y entrevistas en profundidad, 51 en total, a consumidores en tratamiento, consumidores que no están en tratamiento y profesionales de los centros de tratamiento. El análisis se ha centrado en el colectivo de consumidores socialmente integrado. Se han destacado tres arquetipos de consumidores diferenciados por el uso y significado que dan a la sustancia: los ‘aristocráticos’, los ‘recreativos’ y los ‘atrapados’. Se ha descrito el significado que va adquiriendo la cocaína para los consumidores de cada uno de estos colectivos, los estilos de consumo, la función del consumo en las relación con consumidores de otras sustancias y no consumidores, los rituales de la compra, la gestión de la economía, el control y el riesgo y, finalmente, la entrada en un programa de tratamiento de algunos consumidores. El análisis subraya la estrecha relación de la cocaína con la búsqueda de placer, la diversión, como ingrediente privilegiado del ritual entre amigos, como fetiche de celebraciones importantes, anzuelo para ‘ligar’, mercancía de negocio y sustancia maligna con capacidad de posesión para aquellos que entran en un proceso adictivo. La comprensión del consumo de cocaína supone hacer una diagnosis social presentando algunos de los valores más dominantes de nuestra sociedad: dominio de lo individual, éxito, consumo, subordinación de los medios a los fines, la creencia en los poderes mágicos de la ‘tecnología’.