Cover Image
VARIOS AUTORES, TRATAMIENTO FARMACOLOGICO. TERAPIA SUSTITUTIVA CON NICOTINA Y PSICOFARMACOS. ADICCIONES , Vol. 16, no. SUPL. 2 (2004), p. 265-285
Ref. 129983
Location: DD R.841 Archivo

Download file


Keywords:
Drogodependencias, Fármacos, Nicotina de sustitución, Programas de desintoxicación, Psicótropos, Tabaquismo, Tratamiento

Abstract:
La terapia sustitutiva con nicotina (TSN) consiste en la administración de nicotina por una vía distinta a la del consumo del cigarrillo en cantidad suficiente para disminuir los síntomas del síndrome de abstinencia, pero insuficiente para causar dependencia. Aunque existen pocos análisis comparativos entre las diferentes presentaciones, los existentes ponen de manifiesto una eficacia similar para todas ellas. Se ha demostrado que la TSN reduce los síntomas de abstinencia tras el abandono total del tabaco, disminuye la ganancia de peso ponderal y mejora los resultados obtenidos de cualquier otra forma de tratamiento coadyuvante utilizado si se asocia a ella. La TSN es eficaz por sí misma, independientemente del nivel de tratamiento conductual que se aplique al fumador, aunque cuando se asocia a éste se obtienen mejores resultados y los programas con mayor intensidad de intervención conductual más TSN son lo que muestran mayores tasas de abstinencia. La TSN supone una ayuda para dejar de fumar, lo cual unido a la escasa entidad de sus efectos secundarios hace que no se deba escatimar su indicación en ninguna circunstancia. La terapia sustitutiva de nicotina ha sido, durante varios años, el único tratamiento farmacológico de primera línea en la cesación del hábito tabáquico. En el momento actual, existe otra sustancia que ha demostrado eficacia:bupropión. El bupropión fue desarrollado e introducido inicialmente en Estados Unidos (pero no en España)como antidepresivo atípico y, posteriormente, se obser vó su capacidad para reducir la urgencia de fumar y el craving, existiendo ensayos clínicos que han demostrado que es un fármaco efectivo en el abandono del tabaquismo. Los fármacos de primera línea para la cesación del hábito tabáquico (terapias sustituvas de nicotina y bupropión)son útiles en el tratamiento de muchos fumadores, pero se muestras inefectivos en otro porcentaje importante de ellos. Evidencias procedentes de estudios preclínicos y clínicos ponen de manifiesto que diversos neurotransmisores (dopami na, noradrenalina, serotonina, opioides endógenos, entre otros)están implicados en la dependencia de nicotina y podrían contribuir tanto al mantenimiento del consumo de tabaco como a las recaídas. En los últimos años se han ensayado en el tratamiento de la dependencia de nicotina, con mayor o menor éxi to, numerosos fármacos ya existentes como la mecamilamina, clonidina, naltrexona, antidepresivos, buspirona y selegilina. De igual modo, se están desarrollando e investigando nuevas aproximaciones terapéuticas como el rimonabant (bloqueante selectivo de receptores cannabinoides tipo 1)o las técnicas de inmunización activa y pasiva.