Imágen de Portada
ROBLEDO, P., LAS ANFETAMINAS. TRASTORNOS ADICTIVOS , Vol. 10, no. 3 (2008), p. 166-174
Ref. 154943
Localización: DD R.1592 Archivo

Solicitar documento


Palabras clave:
Anfetaminas, Cerebro, Drogodependencias, Efectos no deseados, Neurología, España

Resumen:
Las anfetaminas son aminas simpatomiméticas de fórmula química estructural semejante a la adrenalina. Las más utilizadas, de donde derivan las más modernas drogas de este grupo, son el sulfato de d-anfetamina (dexedrina) y el sulfato de anfetamina racémica (benzedrina). En este estudio se revisa la neurobiología, acciones farmacológicas, toxicidad e indicaciones de la anfetaminas. Los resultados indican que producen estimulación del sistema nervioso simpático con incremento del diámetro pupilar (midriasis), sequedad de boca, sudoración, temblor, tensión mandibular (trismo), movimientos masticatorios o rechinar de dientes (bruxismo) y un ligero incremento de la temperatura corporal. Aumentan la presión arterial y la frecuencia cardíaca (palpitaciones o taquicardia). Son sustancias liposolubles que pasan bien las membranas celulares y atraviesan la barrera hematoencefálica y la placenta. A nivel del sistema nervioso central producen sensación de alerta, estimulación, mejoría del rendimiento intelectual y de la ejecución de tareas manuales, sensación de energía, disminución del cansancio, del sueño y del hambre. Tienen un gran potencial de abuso y pueden causar dependencia.