Imágen de Portada

Consumo, placer y reducción de daños


HOLT, M., (ED.), TRELOAR, C., PLEASURE AND DRUGS. INTERNATIONAL JOURNAL OF DRUG POLICY, THE , Vol. 19, no. 5 (2008), p. 349-423
Ref. 154955
Localización: R.1114 Archivo

Solicitar documento


Palabras clave:
Autoinformes, Drogodependencias, Efectos, Estudio cualitativo, Percepción

Resumen:
El placer está estrechamente ligado al consumo de drogas y, sin embargo, ha quedado al margen de las políticas sobre drogodependencias. A menudo se considera un tema demasiado frívolo, o despierta recelos por ser a duras penas cuantificable. Además, cuando se estudia, con frecuencia se parte de asunciones implícitas sobre la naturaleza del placer que desvirtúan los resultados. Consciente de la importancia de esta variable, la revista International Journal of Drug Policy le ha dedicado un monográfico que trata de responder a tres interrogantes: por qué resulta tan difícil considerar el placer desde las políticas de drogodependencias, qué consecuencias puede tener la falta de interés por este fenómeno y cómo un enfoque que tenga en cuenta el placer puede reforzar las intervenciones de reducción de daños. De acuerdo con el editorial de la revista, si las políticas de salud pública desconsideran el placer, enfatizando los riesgos y daños, es porque adoptan una perspectiva ascética, por la cual los deseos corporales deben ser aceptados o rechazados según las circunstancias. El placer estático producido por la intoxicación, así, suele definirse como algo irracional que debe ser controlado. Pero como varios artículos de este número ponen de manifiesto, ignorar que las drogas también se consumen para anular la razón resta credibilidad a muchos mensajes preventivos y de reducción de riesgos. Otro error consiste en permanecer ajenos ante el papel que la trasgresión y la asunción de riesgos desempeñan en el consumo de drogas, un asunto que es abordado por varios de los estudios recogidos en el monográfico. Un tercer foco temático indaga en el placer como construcción social, fijándose en las prácticas y los contextos socioculturales que rodean el consumo de estupefacientes. Desde esta perspectiva, se plantea la conveniencia de valerse de los traficantes de drogas para difundir consejos de reducción de daños, y se alerta sobre los límites difusos entre algunos medicamentos y las drogas. En suma, los estudios aquí publicados abogan por que se reconozca la importancia del placer dentro de las políticas sobre drogodependencias, advirtiendo, no obstante, de los peligros inherentes a toda clasificación de las conductas y los deseos humanos.