Imágen de Portada
Orjuela, L., et al., Acoso escolar y ciberacoso: propuesta para la acción. Informe. Madrid, Save the Children, 2014, 72 p.
Ref. 198760
Localización: Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Actitudes profesores, Adolescentes, Casuística, Compañeros, Comunicación, Detección, Efectos, Entorno educativo, Entorno familiar, Escuela, Evaluación de servicios, Factor de riesgo, Factores sociales, Infancia, Información, Intervención familiar, Juventud, Malos tratos, Menores, Métodos de evaluación, Normativa, Nuevas tecnologías, Obligaciones, Prevención, Procedimiento, Recomendaciones, Violencia

Resumen:
El acoso escolar y el ciberacoso son realidades que viven los niños y las niñas en el mundo, y tienen repercusiones negativas en su bienestar, su desarrollo y el ejercicio de sus derechos. Todos los niños y las niñas sin excepción tienen el derecho a ser protegidos de todas las formas de violencia y al desarrollo de todo su potencial de aprendizaje en un ambiente seguro. Así lo consagra la Convención sobre los Derechos del Niño y lo desarrolla ampliamente la Observación General Nº 13 de 2012 del Comité de Derechos del Niño1. La violencia se define como toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual2. Esta definición incluye la exposición a la violencia en el hogar, en la escuela y en otros lugares y no sólo entiende por violencia aquella que tiene lugar entre adultos y niños, sino también entre niños. La protección, la prevención y la atención de los niños y las niñas víctimas de violencia, desde una perspectiva de sus derechos, requiere adoptar “un paradigma basado en el respeto y la promoción de su dignidad humana y su integridad física y psicológica como titulares de derechos”3. También exige que sean considerados seres humanos únicos y valiosos con necesidades e intereses propios. En España el acoso escolar y el ciberacoso como formas de violencia contra la infancia, no han sido una realidad suficientemente abordada por las políticas públicas ni reconocidas en su gravedad. En su mayoría las respuestas han sido reactivas a situaciones de acoso grave que han tenido repercusión mediática. Las situaciones menos graves quedan invisibilizadas porque los mecanismos de denuncia y de actuación son insuficientes o no son conocidos por los niños, las niñas, sus familias y los y las docentes que los atienden. El presente informe describe el acoso escolar y el ciberacoso – dos formas de violencia contra la infancia- y realiza un análisis integral con el fin de orientar las propuestas de actuación de los diferentes actores e instituciones implicados en la protección de los niños y las niñas, desde los poderes públicos hasta los centros educativos y las familias