Imágen de Portada
Del Barrio, E. (coord.), et al., Euskadi Lagunkoia Sustraietatik. Guía práctica para la implantación y uso en municipios. Vitoria-Gasteiz, Gobierno Vasco-Eusko Jaurlaritza, 2015, 80 p.
Ref. 501158
Localización: SIIS Archivo / DFB Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Personas mayores activas, Calidad de vida, Ocio, Accesibilidad, Transportes, Vivienda, Voluntariado, Acción comunitaria, Experiencias, Planes locales, Estudio de necesidades, Metodología, Nivel local, Indicadores, Evaluación de servicios, Manuales de procedimiento, País Vasco, España

Resumen:
La estructura de la población vasca ha experimentado cambios radicales en las dos últimas décadas. Las políticas sociales dedicadas a las personas mayores se han tenido que ir adecuando a las nuevas demandas y necesidades que presentan las actuales generaciones de 60 y más años. Gracias a la mejora de la sanidad y de unos hábitos saludables, se ha aumentado la esperanza de vida. Las personas llegan a la edad de jubilación laboral en unas condiciones físicas mucho mejores que hace unas décadas y esta etapa de la vida empieza a considerarse como una oportunidad de comenzar nuevos proyectos, dedicar más tiempo a cuidar la salud física y mental, realizar actividades que no podrían realizarse en el periodo de la vida anterior.

Euskadi Lagunkoia Sustraietatik es un instrumento efectivo que ayuda a las personas y comunidades a explotar todo su potencial de mejora de calidad de vida y a participar en la sociedad de acuerdo con sus necesidades, deseos y capacidades, mientras que les proporciona apoyos, protección, seguridad y se convierten en el núcleo motor de este movimiento siendo protagonistas, ejemplo y líderes del desarrollo del proyecto.

Desde Euskadi Lagunkoia Sustraietatik pretendemos fomentar y equilibrar la responsabilidad personal, el encuentro y la solidaridad intergeneracional y la creación de entornos favorables. Para ello es imprescindible que entren en juego todos los agentes implicados, no sólo los sectores que habitualmente tenemos en cuenta –el sistema sanitario y los servicios sociales- sino también los referidos a la educación, el trabajo, la vivienda, el transporte, la seguridad social, la justicia y el desarrollo rural y urbano porque su actuación es determinante en garantizar la calidad de vida del ciudadano.