Imágen de Portada

Se estabiliza el consumo mundial de cannabis y anfetaminas, pero aumenta el de cocaína


United Nations Office on Drugs and Crime, World drug report 2016. Ginebra, United Nations Office on Drugs and Crime, 2016, 174 p.
Ref. 513181
Localización: SIIS Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Drogodependencias, Acción contra las drogodependencias, Anfetaminas, Cannabis, Cocaína, Consumo, Coste, Cultivos, Delincuencia, Drogas ilegales, Éxtasis, Gasto social, Heroína, ONU, Opiáceos, Producción, Salud, Tendencias, Tráfico de drogas, Tratamiento, Alternativas, Efectos, Desarrollo social, Datos estadísticos, Datos epidemiológicos, Desarrollo económico, Estudio comparativo, Estudio internacional, Panorama internacional

Resumen:
Cuantificar el consumo global de sustancias psicoactivas ilegales, estimar su incidencia en la salud, y analizar la producción y distribución de estos productos constituye el objetivo esencial de los informes mundiales sobre las drogas que cada año edita la Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito. El último número de esta serie, dedicado al nexo entre narcotráfico y desarrollo sostenible, calcula en 250 millones el número de personas que consumieron alguna sustancia ilegal en 2014, 12 millones de las cuales lo hicieron por vía inyectada. Además, 29 millones sufrían trastornos derivados del empleo de estos productos. La sustancia ilegal más consumida en todo el planeta en 2014 era el cannabis, seguida de las anfetaminas. La prevalencia mundial del cannabis parece haberse estabilizado en los últimos años a escala global, aunque se ha incrementado en algunas regiones, particularmente en América del Norte, y Europa Occidental y Central. El uso de anfetaminas también se muestra estable, aunque no se dispone de información reciente de regiones como Asia oriental y sudoriental. Por el contrario, después de un periodo de estabilidad se observa un nuevo aumento del consumo mundial de cocaína, debido posiblemente al incremento producido en América del Sur.