Imágen de Portada
Sheehy-Skeffington, J., Rea, J., How poverty affects people's decision-making processes. York, Joseph Rowntree Foundation, 2017, 79 p.
Ref. 520207
Localización: SIIS Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Pobreza, Efectos, Toma de decisiones, Autodeterminación, Trastornos psicológicos, Factor de riesgo, Situación socioeconómica, Aprendizaje, Razonamientos, Conducta, Autoconcepto, Sociabilidad, Prevención, Intervención, Recomendaciones, Literatura científica, Reino Unido

Resumen:
En un contexto en el que la pobreza parece perpetuarse como una constante social, algunos estudios empiezan a centrar su atención en el papel potencialmente perjudicial que las situaciones de precariedad económica pueden desempeñar en la toma de decisiones por parte de las personas que las padecen.

Así, este informe de la Joseph Rowntree Foundation, basado en 15 revisiones sistemáticas sobre el tema, resume la evidencia más reciente sobre la relación entre el estatus socioeconómico y su impacto en los procesos psicológicos, sociales y culturales que subyacen en el proceso de toma de decisiones individuales.

Entre otras cuestiones las conclusiones del estudio apuntan a que las personas en situación o riesgo de pobreza toman decisiones muy condicionadas por el estrés de las circunstancias presentes, tomando decisiones cortoplacistas, en detrimento de objetivos de futuro. La pobreza también afecta a la percepción de la validez de las propias acciones, de modo que las personas en situación de precariedad no confían en que sus acciones presentes tengan ningún impacto positivo en su situación futura, lo que reduce enormemente su motivación en términos de hábitos de salud o rendimiento académico. La exclusión económica se asocia con la social, lo que explica unos mayores niveles de agresión en el entorno escolar y en los barrios. La evidencia también muestra que las personas en situación de pobreza tienden menos a asumir riesgos y más a conformarse y valorar las tradiciones, lo cual se refleja en un estilo parental más estricto y en una elección de la formación más orientada a la obtención de un empleo y al aseguramiento de ingresos.

La constatación de que la pobreza impacta negativamente en los procesos de toma de decisiones de las personas que la padecen y, en consecuencia, perpetúa las situaciones de precariedad, demuestra, a juicio de las autoras, la necesidad de poner en marcha intervenciones públicas orientadas al apoyo y asesoramiento de este colectivo, promoviendo su empoderamiento.