Imágen de Portada
Flynn, L., Childcare markets and maternal employment: A typology. Journal of European Social Policy , vol. 27, n. 3, 2017, p. 260-275.
Ref. 526904
Localización: SIIS Archivo (R.1171) / SIIS R.1171

Solicitar documento


Palabras clave:
Familia, Mujer, Género, Madre, Padres, Trabajo, Conciliación, Atención infancia, Infancia, Sector público, Sector privado, Igualdad de género, Inclusión laboral, Efectos, Resultados, Estudio comparativo, Estudio internacional, Panorama internacional

Resumen:
El presente artículo parte de la premisa de que los principales factores que influyen en la participación de las madres en el mercado laboral son la disponibilidad y la accesibilidad de los servicios destinados al cuidado a la primera infancia. A partir de estos dos principales mecanismos de la atención –disponibilidad y atención–, así como de su tipología –pública, privada o informal–, los autores establecen una clasificación para analizar el efecto de los servicios de atención a la infancia en la actividad laboral de las madres en diferentes países de la OCDE.

Como cabía esperar, los países con una mayor oferta accesible de servicios de atención a la primera infancia, tanto públicos como privados, son aquellos con la tasa de empleo femenino más alta. Bélgica, Dinamarca, Noruega y Suecia son los países que mejor parados salen en esta clasificación: no sólo cuentan con una elevada tasa de empleabilidad femenina, sino que el hecho de ser madre no genera ninguna consecuencia negativa en la permanencia de la mujer en el mercado laboral. En estos países, el acceso a los servicios de atención a la primera infancia y de educación preescolar es un derecho para todos/as los/as menores a partir de su primer año de vida. La provisión de estos cuidados recae en el municipio que, en la mayoría de los casos, externaliza el servicio a entidades privadas. A la cola de la clasificación se hallan los países del sur de Europa –España, Grecia e Italia–, Irlanda y los Países Bajos, que destacan por la baja tasa de empleo femenino, con o sin hijos. Estos países se caracterizan por una baja oferta de servicios para la infancia disponibles y un predominio de la atención informal –la proporcionada por familiares, amigos/as o cuidadores/as asalariados/as–.