Imágen de Portada
Sicilia, G., Simancas, R., Equidad educativa en España: comparación regional a partir de PISA 2015. Serie: Monografías sobre Educación, Madrid, Fundación Ramón Areces, Fundación Europea Sociedad y Educación, 2018, 52 p.
Ref. 532593
Localización: SIIS Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Infancia, Adolescentes, Educación, Inclusión educativa, Situación socioeconómica, Exclusión social, Igualdad de oportunidades, Desigualdad social, Distribución geográfica, Indicadores sociales, Medición, Estudio comparativo, Datos estadísticos, Autonomías, España

Resumen:
Un sistema educativo es considerado equitativo cuando es capaz de atenuar los efectos de las desigualdades socioeconómicas de la población, de manera que ofrezca igualdad de oportunidades en el acceso y garantice que el rendimiento académico no esté determinado por el contexto social, económico o familiar de los y las estudiantes. Partiendo de esta premisa, este estudio realiza un análisis comparativo regional del sistema educativo español en términos de igualdad y equidad. Para ello, se analizan diversos indicadores y dimensiones del programa Pisa (Programme for International Students Assessment) de 2015, en el que, por primera vez, participó alumnado de 15 años de todas las comunidades autónomas. Los resultados muestran notables diferencias entre regiones en todas las dimensiones analizadas, lo que, sin duda, tiene implicaciones en el diseño de las políticas educativas. Las autoras del estudio enfatizan que cada comunidad debe definir sus prioridades y escoger la estrategia más oportuna y efectiva en función de los resultados obtenidos. Además, realizan varias recomendaciones, entre las que caben destacar las siguientes. Las comunidades autónomas que presentan resultados positivos en ambas dimensiones (por ejemplo, Castilla y León) podrían optar por mejorar el promedio del rendimiento académico del alumnado a través de la implementación de políticas educativas universales. Por el contrario, en el caso de los sistemas educativos con una elevada desigualdad de resultados, pero no condicionada por el origen socioeconómico, es decir, sin problemas de inequidad (el caso de las Islas Canarias), la estrategia podría ser establecer políticas dirigidas exclusivamente al alumnado de bajo y alto rendimiento, para reducir la pobreza y aumentar la excelencia. De forma alternativa, en los casos en los que la prioridad no reside en la desigualdad educativa, sino en la inequidad (está en esa situación la Comunidad de Madrid), las políticas deberían centrarse en proporcionar recursos a los centros y estudiantes más desfavorecidos. Finalmente, el informe propone llevar a cabo una estrategia mixta para aquellos casos (Andalucía y Extremadura, por ejemplo) en los que los niveles de desigualdad e inequidad son elevados.