Imágen de Portada

Wood, A.M. (dir.), et al., Risk thresholds for alcohol consumption: combined analysis of individual-participant data for 599.912 current drinkers in 83 prospective studies. The Lancet , vol. 391, n. 10129, 2018, p. 1513–1523.
Ref. 533264
Localización: SIIS Archivo (R.484)

Descargar documento


Palabras clave:
Drogodependencias, Alcohol, Consumo, Umbral, Factor de riesgo, Trastornos cardiovasculares, Mortalidad, Evaluación, Recomendaciones, Estudio prospectivo, Datos epidemiológicos, Literatura científica, Panorama internacional

Resumen:
El exceso de alcohol, tal y como han demostrado infinidad de estudios es muy malo para la salud. Lo que no está tan claro es si el alcohol puede tener algún beneficio para el organismo cuando su consumo es ‘leve’ o, incluso, ‘moderado’. Según investigadores de la Universidad de Cambridge, todo consumo superior a 12,5 unidades de alcohol semanales –lo que equivaldría a cinco pintas de cerveza o cinco copas de vino a la semana– acorta la vida. Entonces, la ingesta de alcohol inferior a estas cantidades, ¿es buena para la salud? Pues no. Por lo menos en lo que respecta a la salud cardiovascular. El mensaje clave esta investigación es que, si una persona ya consume alcohol, beber menos le ayudará a vivir más y a tener un menor riesgo de distintas enfermedades cardiovasculares graves. Es cierto que la ingesta de alcohol se asocia a un menor, aún nimio, riesgo de infarto no fatal, pero esto se contrarresta con un riesgo más elevado de otras enfermedades cardiovasculares muy graves y potencialmente letales.