Cover Image
Departamento de Bienestar Social, Deporte y Juventud, Documento base para un plan de atención comunitaria de servicios sociales. Pamplona, Gobierno de Navarra, 2000, 178 p.
Ref. 112763
Location: 24.1.112 Archivo / SIIS ORSN Archivo

Download file


Keywords:
Atención comunitaria, Atención domiciliaria, Estadísticas de servicios, Intervención familiar, Intervención social, Organización de servicios, Organización y gestión, Personal, Planes de acción social, Planes regionales, Planificación, Programas individualizados, Servicios sociales, Servicios sociales de base, España, Navarra

Abstract:
El Departamento de Bienestar Social, Deporte y Juventud del Gobierno de Navarra, con el fin de mejorar la atención comunitaria en esta Comunidad Foral elaboró en el año 2000 un documento base para un Plan de Atención Comunitaria de Servicios Sociales, basado en tres líneas de reordenación. La primera consiste en dar una orientación estratégica a los servicios sociales primarios para que funcionen con unos objetivos definidos y precisos que permitan evaluar sus actividades, organizando sus acciones en torno a cuatro programas básicos: Acogida y orientación social, Atención a la familia, infancia y adolescencia, Incorporación social y laboral, y Atención a personas dependientes. La segunda línea de reordenación se refiere a la renovación de formas y métodos de trabajo, introduciendo la gestión de casos, el proceso de acogida, –que va más allá de la recepción y valoración de la demanda–, y el diagnóstico como una actividad que analiza las posibilidades, carencias, deseos y preferencias de los usuarios. Se considera necesario así mismo que la intervención sea continuada en el tiempo, negociada y con plazos de revisión, y que incluya un acompañamiento del profesional al cliente. En tercer lugar, se considera que la reordenación exige, en la práctica, ciertas medidas de reforzamiento de la estructura de los servicios sociales como la definición de un contenido obligatorio, la organización de los servicios sociales en tres niveles –zona básica, área y Comunidad Foral– con sus correspondientes responsabilidades, y una ampliación y reajuste de los recursos humanos. Al margen de las propuestas concretas realizadas en el documento, el proceso de elaboración participativa que se siguió y los criterios técnicos que lo presiden serán sin duda una referencia de interés en el proceso de reflexión estratégica abierto en la CAPV.