Cover Image
LA ATENCION A LA DEPENDENCIA DE LAS PERSONAS MAYORES EN NAVARRA. PAMPLONA, DEFENSORA DEL PUEBLO DE NAVARRA, 2005, 412 p.
Ref. 138050
Location: DFB ARCHIVO

Download file


Keywords:
Características población, Características prestación, Características servicio, Cobertura, Coste, Dependencia, Discapacidad, Estadísticas de servicios, Financiación, Informes oficiales, Intervención informal, Intervención social, Necesidades, Normativa, Organización y gestión, Personas mayores, Prestaciones económicas, Prestaciones sociales, Quejas, Servicios sociales, Servicios y centros, España, Navarra

Abstract:
El sistema de atención de la Comunidad Foral de Navarra se considera uno de los que mayor calidad de vida promueve para sus personas mayores en todo el Estado. Manteniendo esa afirmación, en este Informe Extraordinario del Defensor del Pueblo Navarro se detectan, no obstante, algunas deficiencias y desequilibrios en los recursos para mayores –desde la falta de información, hasta una ausencia de sistemas adecuados de calidad– que podrían mejorarse significativamente. El informe parte de un detallado análisis de la población mayor en Navarra y de los recursos que conforman la red de atención a dicha población, para realizar un diagnóstico de la adecuación de los recursos a las necesidades existentes, y realizar las recomendaciones pertinentes. Algunas de estas recomendaciones tocan a temas que, siendo de indudable importancia, tienen una solución relativamente sencilla. Es el caso de la demanda, efectivamente realizada, de una mayor profesionalización del personal de atención directa de las residencias, o de la exigencia de que se respeten los cauces para la participación de los residentes previstos en la normativa foral. Existen sin embargo otras recomendaciones que implican cambios de mayor calado en la estructura del sistema. La recomendación de que se pongan los medios para que los mayores permanezcan en el propio domicilio el mayor tiempo posible implica no sólo extender la ayuda domiciliaria, sino también ofrecer a las familias una ayuda que por el momento es prácticamente inexistente, y, en fin, reducir drásticamente las plazas en residencias para válidos, que se han estado utilizando para suplir la carencia de estos recursos más apropiados.