Cover Image
SOLAI, S., ET AL., ETHICAL REFLECTIONS EMERGING DURING THE ACTIVITY OF A LOW THRESHOLD FACILITY WITH SUPERVISED DRUG CONSUMPTION ROOM IN GENEVA, SWITZERLAND. INTERNATIONAL JOURNAL OF DRUG POLICY, THE , Vol. 17, no. 1 (2006), p. 17-22
Ref. 138866
Location: R.1114 Archivo

Request the document


Keywords:
Drogodependencias, Ética, Experiencias, Personal, Programas de bajo umbral, Reducción de daños, Toma de decisiones, Suiza

Abstract:
El hecho de que las salas de consumo higiénico sean centros de baja exigencia no significa que no dispongan de sus propias reglas de funcionamiento, ni que carezcan de criterios más o menos precisos en cuanto a la admisión de sus usuarios. Entre las más de sesenta salas de consumo actualmente en funcionamiento en el mundo, según el recuento realizado por los autores de este artículo, existen unos criterios de admisión que establecen generalmente una edad mínima de 18 años y la preexistencia de un consumo cronificado vía parenteral. De modo excepcional, algunos países fijan criterios más restrictivos, como Alemania, donde existen salas que excluyen a personas en tratamientos de sustitución, o Australia, que prohíbe la entrada a mujeres embarazadas. Algo similar ocurre con las normas que rigen el funcionamiento de estas salas. Aunque no siempre especificadas con detalle, en todas ellas es común encontrar normas por las que se permite sólo una inyección por visita o se prohíbe que el equipo sanitario ayude a los consumidores a inyectarse. El presente artículo aborda un tema espinoso al plantear que la existencia de éstas y otras normas más o menos prefijadas no impide que, en la práctica diaria, los equipos que trabajan en estas salas se tengan que enfrentar con situaciones conflictivas en las que entren en contradicción las normas del centro, con su código deontológico o sus propios principios éticos. A través de la experiencia concreta de una sala de consumo –llamada “Quai 9”– localizada la ciudad de Ginebra (Suiza), el estudio que aquí se presenta identifica los puntos más conflictivos que desde el punto de vista ético subyacen al quehacer diario de los profesionales y plantea una reflexión acerca de los principios éticos que actualmente rigen la provisión de servicios de baja exigencia y, en general, las políticas de reducción de riesgos.