Cover Image
ARARTEKO, RESPUESTA A LAS NECESIDADES BASICAS DE LAS PERSONAS SIN HOGAR Y EN EXCLUSION GRAVE / ETXERIK GABE ETA BAZTERKERIA LARRIAN DAUDEN PERTSONEN PREMIEI EMANDAKO ERANTZUNA. VITORIA-GASTEIZ, ARARTEKO, 2006, 351 p. 361 p.
Ref. 140089
Location: DFB 192.414 Archivo

Download file


Keywords:
Características sistema, Características usuario, Centros de acogida, Defensor del Pueblo, Derechos, Drogodependencias, Enfermedades mentales, Estudio de necesidades, Evaluación de servicios, Exclusión social, Experiencias, Factor de riesgo, Inclusión laboral, Inclusión social, Juventud, Migración, Mujer, Normativa, Recomendaciones, Sector privado, Sector público, Servicios de urgencia, Servicios y centros sociales, Sin techo, Tipología, España, País Vasco, Panorama internacional

Abstract:
La Institución del Ararteko acaba de hacer público, tras presentarlo en el Parlamento Vasco, su esperado informe extraordinario sobre la atención que se presta en la CAPV a las personas sin hogar y en situación de exclusión social grave. Se trata de un amplio estudio en el que se analiza la respuesta que se está dando al fenómeno del sinhogarismo desde las instituciones –y la ciudadanía– de la CAPV, se ponen de manifiesto el alcance y las limitaciones de esta red de servicios y se plantean una serie de recomendaciones para la mejora de la atención que se presta a este colectivo, caracterizado por su diversidad. Para el Ararteko, Iñigo Lamarka, el fenómeno de las personas sin hogar va a seguir creciendo en Euskadi, ante lo cual resulta imprescindible constituir una auténtica red que agrupe al conjunto de recursos sociales que han ido surgiendo según las necesidades y que han ido autorregulándose, sin unos criterios homogéneos, por la multiplicidad de órganos y entidades relacionadas con la atención a las personas sin hogar. En la presentación del informe, Lamarka calificó de carencia clamorosa la inexistencia de servicios de atención a este colectivo en la mayor parte de los ayuntamientos de entre 20.000 y 50.00 habitantes y aseguró que los recursos orientados a esta población, sobre todo los destinados a la cobertura de las situaciones de emergencia, están actualmente al límite de sus posibilidades.