Cover Image
FONDAZIONE G. BRODOLINI, STUDY ON POVERTY AND SOCIAL EXCLUSION AMONG LONE-PARENT HOUSEHOLDS. BRUSELAS, EUROPEAN COMMISSION, 2007, 18 p.
Ref. 145193
Location: Archivo

Download file


Keywords:
Datos estadísticos, Exclusión social, Familias monoparentales, Pobreza, Recomendaciones, Riesgo, Panorama internacional, Unión Europea

Abstract:
El aumento en el número de familias monoparentales es un fenómeno común a todos los Estados europeos, aunque con fuertes diferencias entre países: mientras que en el sur de Europa, el porcentaje de hogares monoparentales no supera el 12% –en España representa del 8,1%–, en los países nórdicos o anglosajones alcanza casi el 20%. Este estudio de la Comisión Europea compara las dimensiones del fenómeno en treinta países y analiza el riesgo de exclusión social de estos hogares atendiendo a cinco indicadores: el nivel educativo, el grado de integración laboral, la vivienda, y el riesgo de ingresos bajos y pobreza monetaria. El estudio evidencia que el nivel educativo es más bajo en este colectivo y que varía fundamentalmente de acuerdo con la trayectoria previa a la situación de monoparentalidad, aunque se trata de un factor muy condicionado por la edad. En cuanto a la pobreza y el riesgo de bajos ingresos, en la mayoría de países las madres solteras son el grupo en la posición más desventajosa –situación que se agrava en aquellos países en los que este modelo familiar es menos frecuente–, seguidas por las mujeres divorciadas y las viudas. La vivienda también refleja la privación económica que acompaña a las familias monoparentales, de modo que, por ejemplo, se encuentran sobrerrepresentadas en el grupo de familias que pagan un alquiler a precio de mercado. En cuanto a los hombres que encabezan hogares monoparentales, los autores advierten que, a pesar de que su situación no resulta tan fácil de analizar –debido a la gran heterogeneidad en la composición del grupo, especialmente en el sur de Europa, donde este grupo se compone básicamente de hombres en edad madura–, éstos se encuentran, en general, menos expuestos al riesgo de pobreza y exclusión que las mujeres.