Cover Image
ARRANZ, J.M., GIL, A.I., ACCIDENTES DE TRAFICO, VICTIMAS MORTALES Y CONSUMO DE ALCOHOL. Serie: DOCUMENTO DE TRABAJO, Madrid, FUNDACION DE LAS CAJAS DE AHORROS CONFEDERADAS, 2006, 41 p.
Ref. 145758
Location: Archivo

Download file


Keywords:
Accidentes de tráfico, Acción contra las drogodependencias, Alcohol, Alcoholismo, Automóvil, Coste, Delincuencia, Drogodependencias, Efectos, Factor de riesgo, Impuestos, Prevención, Recomendaciones, Reducción de la demanda, Autonomías, España

Abstract:
Una de las medidas utilizadas para reducir el número de accidentes provocados por personas que conducen bajo los efectos del alcohol es la aplicación de impuestos elevados sobre esta sustancia. Este documento que analiza la relación existente entre los precios de las bebidas alcohólicas, el consumo de alcohol y los accidentes mortales de tráfico pretende indagar en la eficacia de los impuestos específicos a las bebidas alcohólicas como medida preventiva. Para cumplir con este propósito los autores analizan datos recopilados en todas las comunidades autónomas durante el periodo 1998-2002. En cuanto a los posibles factores de riesgo para accidentes de tráfico el estudio confirma que el consumo de alcohol aumenta el riesgo de sufrir un accidente mortal de tráfico mientras la inexperiencia del conductor no parece incrementar la tendencia a sufrir este tipo de accidentes. Los resultados del estudio demuestran, por otro lado, la existencia de una clara relación entre el precio de bebidas alcohólicas y el número de muertes provocados por accidentes de tráfico: incrementando el precio del alcohol en un 1% el número de muertes por accidente de tráfico se reduce en un 0,17%. Fundamentándose en estos datos los autores demandan un incremento de los impuestos que graven las bebidas alcohólicas. Esta propuesta parece más que lícita si tenemos en cuenta que los accidentes ocasionados por personas que conducen bajo los efectos del alcohol siguen siendo una de las principales causas de muerte entre los hombres españoles de 15 a 29 años, incluso después de la introducción del “carnet por puntos”, una de las reformas más importantes de la política de tráfico en España. Se trata además de una intervención que tiene buenas posibilidades de ejercer influencia sobre la conducta de la población de mayor riesgo, los varones jóvenes, puesto que las medidas económicas contra el alcohol suelen tener su mayor impacto sobre los hábitos de consumo de alcohol de los colectivos de nivel adquisitivo bajo-medio.