Imágen de Portada

Los programas de intervención sanitarios frente al alcoholismo: panorama internacional


RABINOVICH, L., ET AL., REDUCING ALCOHOL HARM. INTERNATIONAL BENCHMARK. Serie: TECHNICAL REPORT, SANTA MONICA, RAND, 2008, 94 p.
Ref. 154177
Localización: Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Accidentes de tráfico, Alcohol, Consumo, Control, Coste, Datos estadísticos, Detección, Drogodependencias, Edad, Financiación, Gasto social, Impuestos, Mortalidad, Normativa, Programas de prevención, Publicidad, Reducción de daños, Servicios de salud, Tratamiento, Alemania, Australia, Canadá, Países Bajos, Panorama internacional, Reino Unido, EE.UU.

Resumen:
La National Audit Office del Reino Unido ha encargado a RAND Europe –institución sin ánimo de lucro dedicada a la investigación– este estudio con el objetivo de determinar la eficacia de los programas de detección, intervención y tratamiento del alcoholismo desarrollados en el marco de los servicios de salud. Para ello, se han identificado y valorado las intervenciones llevadas a cabo en cinco países considerados referentes y aplicables a la realidad británica: Alemania, Australia, Canadá, Estados Unidos y Holanda. Entre las conclusiones de interés que establece el estudio, se encuentra la constatación de que el abuso de alcohol constituye un problema de salud pública de primer orden en todos los países, puesto que en todos ellos se dan niveles elevados de alcoholismo y problemas asociados al consumo intensivo de esta sustancia. La investigación evidencia que, en los cinco países analizados, se aplican intervenciones muy similares destinadas a hacer frente a los problemas de alcohol en el marco de los servicios sanitarios, aunque difieren tanto en su estructura como en los mecanismos de financiación. La revisión de literatura internacional permite afirmar, por su parte, que los programas de detección y las intervenciones breves desde la atención primaria se han evidenciado como mecanismos muy efectivos para hacer frente al abuso de alcohol, pese a lo cual su implantación no se ha extendido lo suficiente. Este estudio internacional viene a confirmar, asimismo, que existen una serie de medidas no directamente vinculadas a los servicios de salud que se han mostrado muy eficaces para la reducción del daño asociado al consumo excesivo de alcohol, como la subida de precios e impuestos, las restricciones de acceso a las bebidas alcohólicas, el establecimiento de edades mínimas para el consumo o las medidas de control asociadas a la conducción de vehículos. Por último, los autores abogan por invertir más recursos en el desarrollo y mejora de los servicios de prevención, detección y de tratamiento especializados en el seno de los servicios de salud.