Imágen de Portada
ABEIJON, J.A., LA COMUNIDAD TERAPEUTICA Y LA TEORIA SISTEMICO-RELACIONAL. EL PENSAMIENTO SISTEMICO EN EL TRABAJO RESIDENCIAL EN UNA COMUNIDAD TERAPEUTICA. REVISTA ESPAÑOLA DE DROGODEPENDENCIAS , Vol. 33, no. 3 (2008), p. 255-271
Ref. 154383
Localización: R.605 Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Comunidades terapéuticas, Drogodependencias, Enfoque multidimensional, Programas de desintoxicación, Terapia

Resumen:
La Comunidad Terapéutica se ha convertido en un instrumento indispensable en el tratamiento de los pacientes consumidores de drogas y como espacio psicoterapéutico en la salud mental general. Las propuestas de tratamiento que en su interior se desarrollan requieren un cuidado exquisito desde un punto de vista profesional. Las psicoterapias individuales, de grupo o familiares se ponen en marcha en un contexto muy definido, el trabajo psicoeducativo y los tratamientos psicofarmacológicos de cualquier índole se introducen y ejecutan en un espacio que en sí mismo es ya un espacio terapéutico de cambio. La Comunidad Terapéutica es un sistema que interviene sobre el individuo que acepta participar en él. Superada ya la etapa en la que se pensaba que aislar del contexto al paciente toxicómano era una necesidad se han puesto en marcha mecanismos de reflexión sobre la importancia del dentro y fuera del paciente, tanto a nivel individual como a nivel de sus propios contextos familiares y sociales; es aquí en este espacio de trabajo para el individuo y lo que le rodea donde el grupo terapéutico, presente en toda comunidad terapéutica, ejerce una acción comprensiva sobre los problemas de los pacientes atendidos y estimuladora de sus capacidades de cambio. La Teoría Sistémico-relacional aporta una gran capacidad comprensiva sobre los fenómenos presentes en las conductas adictivas y las necesidades para cambiarlas. El análisis de la comunidad terapéutica desde estas teorías va a facilitar a los profesionales mejorar sus capacidades de intervención sobre los pacientes y a estos avanzar con mayor eficacia en sus propios tratamientos. Entender cómo funciona un sistema y aplicar las nociones básicas a la comunidad terapéutica va a facilitar también la organización interna de los profesionales y de sus relaciones tanto entre ellos como con los otros sistemas de tratamiento.