Imágen de Portada

Similitudes y diferencias en el consumo de drogas entre adolescentes españoles y estadounidenses


LUENGO, M.A., ET AL., A CROSS-NATIONAL STUDY OF PREADOLESCENT SUBSTANCE USE: EXPLORING DIFFERENCES BETWEEN YOUTH IN SPAIN AND ARIZONA. SUBSTANCE USE AND MISUSE , Vol. 43, no. 11 (2008), p. 1571-1593
Ref. 154680
Localización: R.830 Archivo

Solicitar documento


Palabras clave:
Consumo, Drogodependencias, Estudio comparativo, Estudio epidemiológico, Infancia, España, EE.UU.

Resumen:
El abuso de drogas en la preadolescencia constituye un importante problema de salud pública, tanto por sus riesgos inmediatos (menor rendimiento, aumento del fracaso escolar, problemas de conducta, agresividad), como por sus efectos a largo plazo (problemas emocionales, dificultades sociales, desarrollo psicosocial frágil). Este estudio, realizado conjuntamente por investigadores de las universidades de Santiago de Compostela, Arizona y California, tiene como primer objetivo comparar los patrones de consumo de drogas entre preadolescentes españoles y estadounidenses. La segunda propósito de la investigación es valorar la pertinencia de implantar en España aquellos programas de prevención de drogodependencias que ya han sido previamente validados en el contexto de los Estados Unidos. El análisis de los datos de consumo de los y las preadolescentes de España (n=2.243) y Arizona (n=4.035) muestra una amplia coincidencia en los patrones de uso de drogas, entre otras, un mayor nivel de consumo entre los preadolescentes varones, así como la existencia de consumos de ‘drogas de entrada’ en la preadolescencia. El estudio constata, sin embargo, diferencias significativas entre ambos países, sobre todo en el consumo de cannabis: los y las preadolescentes de Arizona admitían consumir cannabis en una proporción 25 mayor que en España. En líneas generales, los autores concluyen que la realidad del consumo de drogas por parte de los y las preadolescentes es básicamente similar en ambos países y, por tanto, la implantación de programas de prevención cuya eficacia ya ha sido validada en los Estados Unidos estaría justificada, salvo en el caso del cannabis, al que, en el contexto de los programas de prevención españoles, habría que restar importancia en comparación a la que tiene en la realidad estadounidense.