Imágen de Portada

Libro blanco sobre la reforma del sistema de garantía de ingresos para la población en edad activa


DEPARTMENT FOR WORK AND PENSIONS, RAISING EXPECTATIONS AND INCREASING SUPPORT: REFORMING WELFARE FOR THE FUTURE. NORWICH, THE STATIONERY OFFICE, 2008, 202 p.
Ref. 155367
Localización: Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Contraprestaciones, Desempleo, Inclusión laboral, Planes de acción social, Planes de trabajo, Pobreza, Política de empleo, Política social, Prestaciones económicas, Programas de inserción, Reforma, Subsidio de paro, Trabajo, Reino Unido

Resumen:
Simplificar el sistema de prestaciones sociales, adaptar las contraprestaciones a la situación de la persona, financiar a los programas de empleo en función de los resultados obtenidos, incrementar los incentivos para quienes den empleo a las personas con discapacidad y ofrecer a éstas mayor control sobre los recursos disponibles para incrementar su empleabilidad. Éstas son las principales líneas de actuación presentadas en este libro blanco publicado por el Departamento de Trabajo y Pensiones del Gobierno británico a finales de 2008. Un primer paso en la reforma prevista consistirá en la desaparición de dos de las prestaciones actualmente existentes: el income support –equivalente a nuestra renta básica– y el incapacity benefit –correspondiente a la pensión no contributiva de invalidez– y su sustitución por dos prestaciones más vinculadas a la búsqueda de empleo: el employment and support allowance, para personas con discapacidad o problemas de salud, y el jobseeker’s allowance, para el resto. De forma paralela a este mayor énfasis en la activación laboral de personas que perciben prestaciones económicas, el libro blanco prevé escalonar las contraprestaciones para adaptarlas al grado de empleabilidad, de manera que a cada persona se le exija en función de lo que puede conseguir. En este sentido, se propone un sistema en tres niveles, con diferentes grados de exigencia y apoyo. El libro blanco también prevé modificaciones en la financiación de los programas de empleo, con el objetivo de que las entidades encargadas de apoyar a las personas en su itinerario laboral tengan más incentivos para obtener buenos resultados y centrarse en los grupos de población con mayores dificultades. Finalmente, se pretende dar a las personas con discapacidad un mayor control sobre sus itinerarios de inserción, proporcionándoles más libertad para gestionar los recursos a su disposición y diseñar su propio proyecto laboral.