Imágen de Portada
KOVACS, F.M., ET AL., LA INFLUENCIA DE LOS PADRES SOBRE EL CONSUMO DE ALCOHOL Y TABACO Y OTROS HABITOS DE LOS ADOLESCENTES DE PALMA DE MALLORCA EN 2003. REVISTA ESPAÑOLA DE SALUD PUBLICA , Vol. 82, no. 6 (2008), p. 677-689
Ref. 155426
Localización: R.1629 Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Adolescentes, Alcohol, Consumo, Drogodependencias, Efectos, Estatus socioeconómico, Factor de protección, Factor de riesgo, Familia, Juventud, Tabaco, Baleares, España

Resumen:
El consumo de alcohol y tabaco es frecuente entre los adolescentes. El objetivo de este estudio fue determinar la influencia de los hábitos de los padres en los de sus hijos. Métodos. Se estudió a los adolescentes de 13 a 15 años de la isla de Mallorca y a sus padres. Mediante métodos previamente validados se recabó su nivel socioeconómico, sus hábitos (ingesta de alcohol, tabaquismo, práctica de deportes y consumo de televisión), y el rendimiento académico de los adolescentes. Resultados. Participaron 4.019 adolescentes y 7.359 padres. Un bajo nivel socioeconómico se asoció con un mayor riesgo de que los adolescentes fumaran (OR=3,86, IC 95%: 2,30-6,48; p=0,000), bebieran alcohol (OR=1,88; 95% IC: 1,40-2,54; p=0,000), suspendieran alguna asignatura (OR=6,37, IC 95%: 4,23-9,61; p=0,000), vieran 2 horas diarias de televisión (OR=1,97;95%IC: 1,69-2,29; p=0,000), y no practicaran deporte (OR=0,55, IC 95%: 0,38-0,80; p=0,001). Además, en el riesgo de que fumaran influyó que la madre bebiera (OR 1,76 IC95% 1,24-1,51; p=0,002), en el de que suspendieran los hijos (no las hijas) que los padres fumaran (OR 1,89 IC95% 1,33-2,68; p=0,000), y los correspondientes hábitos en los padres aumentaron la probabilidad de que los adolescentes bebieran alcohol (OR 1,91 IC95% 1,43-2,51; p=0,000), vieran más de 2 horas diarias la televisión (OR 1,97 IC95% 1,68-2,29; p=0,000) e hicieran deporte (OR 6,67 IC95% 2,57-14,96; p=0,000). Conclusiones. Un bajo nivel socioeconómico se asocia a un mayor riesgo de que los adolescentes españoles fumen, beban alcohol, suspendan, vean más televisión y no practiquen deporte. Además, el que la madre beba se asocia a un mayor riesgo de que sus hijos fumen y beban, y el que ambos padres beban se asocia a un mayor riesgo de que sus hijos lo hagan. La práctica de deportes y el tiempo que pasan ante el televisor los padres influyen en los hábitos correspondientes por parte de sus hijos, pero no influyen en que el adolescente beba o fume.