Imágen de Portada
ESPINOZA, L.S., PERFILES CLINICOS DE PERSONALIDAD EN CONSUMIDORES Y NO CONSUMIDORES DE MARIHUANA. REVISTA ESPAÑOLA DE DROGODEPENDENCIAS , Vol. 33, no. 2 (2008), p. 206-222
Ref. 155432
Localización: R.605 Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Cannabis, Diagnóstico dual, Drogas ilegales, Drogodependencias, Enfermedades mentales, Factor de riesgo, Personalidad, Trastornos psiquiátricos

Resumen:
El objetivo principal de este estudio es explorar la relación existente en los patrones de personalidad desadaptativa del modelo dimensional de Millon entre consumidores y no consumidores de marihuana. La muestra estuvo constituida por 82 participantes peruanos de ambos sexos divididos en dos grupos: consumidores de marihuana (n=41; Edad Promedio = 24,3; Desviación Estándar = 7,65) que asistieron a las sesiones de orientación y consejería en el Programa “Lugar de Escucha” del Centro de Información y Educación para la Prevención del Abuso de Drogas (CEDRO) y un grupo de no consumidores de marihuana (n=41; Edad Promedio = 30,8; Desviación Estándar = 4,37) de una entidad crediticia privada. La recolección de los datos se realizó mediante el Inventario Clínico Multiaxial de Millon (MCMI-II) y la Ficha de Atención (FdA). Los resultados mostraron diferencias significativas en el grupo de consumidores y no consumidores de marihuana en la mayoría de las escalas de patrones clínicos y patología severa de personalidad, no encontrándose diferencias significativas en la escala de dependencia (t=-2,66, p [bilateral] =,010). Asimismo, se encontró diferencias significativas en la mayoría de las escalas de los síndromes clínicos y severos de personalidad en ambos grupos, en relación a la escala de ansiedad esta no manifestó diferencias significativas entre el grupo de consumidores y no consumidores de marihuana (t=5,22 p [bilateral]=,640). Los resultados encontrados en este estudio sugieren que existen diferencias marcadas entre los patrones de personalidad desadaptativa de la teoría de Millon entre los consumidores y no consumidores de marihuana, por lo que sería importante tener en cuenta estas diferencias en el proceso de tratamiento de las adicciones cannábicas.