Imágen de Portada

Conocer a los grupos excluidos para planificar servicios


EISENSTADT, N., (DIR.), THINK RESEARCH: USING RESEARCH EVIDENCE TO INFORM SERVICE DEVELOPMENT FOR VULNERABLE GROUPS. Londres, SOCIAL EXCLUSION TASK FORCE, 2008, 30 p.
Ref. 155509
Localización: Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Análisis coste-eficacia, Calidad de la atención, Exclusión social, Investigación, Literatura científica, Manuales, Organización y gestión, Servicios sociales, Toma de decisiones, Reino Unido

Resumen:
La necesidad de racionalizar los recursos disponibles y la exigencia cada vez mayor de intervenciones de calidad han sido dos de los principales factores que han impulsado la creación y extensión del movimiento que promueve la práctica basada en el conocimiento científico. Se trata de una metodología de organización, planificación y evaluación que se fundamenta en la toma de decisiones basada en las investigaciones más relevantes en el área sobre la que se desea intervenir. Precisamente, el Social Exclusion Task Force del Gobierno británico ha publicado este manual en el que se establecen los principios básicos para la utilización de datos contrastados a la hora de seleccionar y evaluar los servicios destinados a colectivos en situación de exclusión social. La guía se dirige, por tanto, a los gestores y planificadores de estos servicios –ya sean del sector del sector público o del privado–, y su uso, aseguran los autores, no precisa de conocimientos especializados. El manual se estructura en dos partes: la primera se centra en cómo utilizar los datos derivados de la investigación en la planificación y selección de los servicios destinados a las personas en situación de exclusión, mientras que la segunda se detiene en cómo recopilar el conocimiento necesario para efectuar un correcto seguimiento y evaluación de los servicios implantados. El definitiva, el objetivo fundamental de esta publicación consiste en establecer vínculos más estrechos entre los investigadores académicos especializados en servicios sociales y los gestores y planificadores de dichos servicios, con el fin de que los segundos se beneficien del saber generado por los trabajos de investigación de los primeros.