Cover Image

Pobreza en Irlanda: algo más que un problema de indicadores


WHELAN, C.T., MAITRE, B., POVERTY AND DEPRIVATION IN IRELAND IN COMPARATIVE PERSPECTIVE. Serie: RESEARCH SERIES, DUBLIN, ECONOMIC AND SOCIAL RESEARCH INSTITUTE, THE, 2009, 80 p.
Ref. 163949
Location: Archivo

Download file


Keywords:
Escalas, Estadísticas económicas, Estudio comparativo, Exclusión social, Factores socioeconómicos, Indicadores, Medición, Metodología, Métodos de investigación, Pobreza, Riesgo, Austria, Estonia, Finlandia, Irlanda, Portugal, Reino Unido, República Checa, Unión Europea

Abstract:
Los análisis sobre la bancarrota irlandesa de noviembre de 2010 se han centrado mayormente en aspectos macroeconómicos. La situación económica de los hogares, en cambio, no ha suscitado un interés semejante, pese a que, en 2007, el 18,5% de ellos se encontraban en riesgo de pobreza, es decir, por debajo del 60% de la mediana de ingresos nacionales, una cifra superior a la de los nuevos Estados miembros de la Unión Europea. La pregunta que se plantea es obvia: ¿hasta qué punto ese indicador refleja adecuadamente el grado de bienestar del país? El presente estudio compara diferentes formas de medir la pobreza de las familias irlandesas, en busca de la más objetiva. El documento examina tres enfoques alternativos para calcular pobreza. El primero consistiría en sustituir la habitual perspectiva unidimensional por otra multidimensional, que contemple tanto los ingresos como la privación material. Otra posibilidad sería crear indicadores que tomaran como referencia el conjunto de hogares europeos. Tratando de conjugar lo mejor de ambas perspectivas, aquí se opta por una vía mixta, que arroja una tasa de pobreza del 7,1%. Sin embargo, los datos ponen de relieve que, al margen de la medida escogida, Irlanda aparece entre los países de la Unión Europea con mayores niveles de pobreza. ¿Por qué sucede esto? Los autores explican que, al comparar el caso irlandés con el europeo, ciertas desigualdades socioeconómicas existentes en Irlanda quedan desdibujadas: las que se refieren a la composición de los hogares y a su relación con el empleo. De esta manera, defienden que, si este país desea escalar en el ranking europeo de bienestar –y, por tanto, mejorar las condiciones de vida de su ciudadanía–, debe reducir el número de cabezas de familia excluidos del mercado laboral o, por lo menos, limitar las consecuencias negativas de ese estatus, particularmente entre las familias monoparentales.