Cover Image

YORK HEALTH ECONOMICS CONSORTIUM, THE SOCIETAL COST OF ALCOHOL MISUSE IN SCOTLAND FOR 2007. EDINBURGH, SCOTTISH GOVERNMENT SOCIAL RESEARCH, 2010, 128 p.
Ref. 164441
Location: Archivo

Download file


Keywords:
Absentismo laboral, Alcohol, Datos estadísticos, Delincuencia, Desempleo, Drogodependencias, Enfermedad, Esperanza de vida, Gasto social, Servicios de salud, Servicios sociales, Escocia, Reino Unido

Abstract:
La industria del alcohol constituye una fuente de empleo e ingresos muy importante en Escocia, especialmente vinculada al negocio de la exportación. Frente a estos beneficios económicos, este estudio del Gobierno escocés tiene como objetivo evaluar el coste de los daños asociados al consumo excesivo de alcohol. El número de personas que realizan un consumo perjudicial de alcohol en Escocia –definido como 50 unidades semanales para los hombres y 35 para las mujeres– asciende a 230.000, el 4,5% de la población. Además de los gastos directos asociados a los servicios sociales, los servicios de salud y la delincuencia, el estudio también pretende analizar otros gastos indirectos, como la pérdida de productividad asociada (absentismo, bajo rendimiento, paro, mortalidad prematura) e incluso otros costes menos tangibles (sufrimiento, reducción de la esperanza de vida, reducción de actividades durante la jubilación). El estudio concluye que el coste social del consumo excesivo del alcohol se concretó en 2007 en 3.557 millones de libras (4.088 millones de euros), que ascenderían hasta los 4.635 millones (5.326 millones de euros) si se atiendiera a las estimaciones más negativas. De esta cantidad, el 7,5% se relaciona con el gasto sanitario (consultas de atención primaria, salud mental comunitaria, hospitalización, salidas de ambulancia, tratamiento de alcoholismo) y el 6,5%, con los servicios sociales (fundamentalmente, trabajo social en el sistema judicial e intervención social con niños y familias). Las partidas más fuertes son las relativas a la delincuencia y sus efectos (20,4%), la citada pérdida de productividad laboral (24,3%) y los gastos sociales más amplios e intangibles, que se elevan hasta el 41,2% del total.