Cover Image

¿Pueden los programas de sustitución de opiáceos disminuir el número de contagios de VIH en prisión?


LARNEY, S., DOES OPIOID SUBSTITUTION TREATMENT IN PRISONS REDUCE INJECTING-RELATED HIV RISK BEHAVIOURS?. A SYSTEMATIC REVIEW. ADDICTION , Vol. 105, no. 2 (2010), p. 216-225
Ref. 165030
Location: R.696 Archivo

Request the document


Keywords:
Conducta, Delincuencia, Drogas ilegales, Drogodependencias, Efectos, Evaluación de servicios, Literatura científica, Opiáceos, Prisión, Programas de mantenimiento, Reducción de daños, Riesgo, Sida, Transmisión, Tratamiento médico

Abstract:
La transmisión del VIH en prisión es un problema de primer orden mundial, ya que sus porcentajes de contagio son superiores a los que se dan entre las personas en libertad. Los comportamientos de riesgo –especialmente compartir jeringuillas y agujas– representan un peligro, ya que, cuando el prisionero sale de la cárcel, puede repetir los mismos patrones de conducta y seguir propagando el virus. Por ello, el tratamiento sustitutivo de opiáceos que se ofrece en más de 30 países como prevención del riesgo del contagio carcelario del VIH. Algunos de los resultados de estos programas han identificado que los pacientes que se someten a ellos tienden a una menor reincidencia delictiva, así como a un mayor grado de tratamiento de desintoxicación una vez fuera de prisión. Este artículo, sin embargo, pretende revisar la literatura que se ha escrito acerca de la evaluación de dichas estrategias para prevenir el contagio del VIH entre personas que consumen drogas por vía intravenosa en prisión. Utilizando una serie de bases de datos de publicaciones científicas, el artículo ha identificado una evidente escasez de dicho tipo de evaluaciones e, incluso, un todavía menor número de estudios que llevaran a cabo un seguimiento en el tiempo. Además, ninguno de los trabajos realizados logra identificar un impacto directo entre la implementación de un programa de sustitución de opiáceos y la reducción de contagios de VIH entre la población reclusa. Es por todo ello por lo que el presente artículo concluye que existe una palpable necesidad de fijar una metodología sólida y una declaración ética explícita para impulsar un mayor número de estudios que investiguen la relación entre los programas de sustitución de opiáceos y la disminución del porcentaje de contagios de VIH en prisión.