Cover Image

Muertes en accidentes de tráfico y su relación con el consumo de drogas


INSTITUTO NACIONAL DE TOXICOLOGIA Y CIENCIAS FORENSES, MEMORIA. ANALISIS TOXICOLOGICO. MUERTES EN ACCIDENTES DE TRAFICO. AÑO 2008. Madrid, MINISTERIO DE JUSTICIA, 2009, 53 p.
Ref. 165766
Location: Archivo

Download file


Keywords:
Accidentes de tráfico, Alcohol, Cannabis, Cocaína, Datos estadísticos, Drogas de síntesis, Drogas ilegales, Drogodependencias, Edad, Evolución, Fármacos, Género, Heroína, Mortalidad, Autonomías, España

Abstract:
Al igual que en años anteriores, el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses ha publicado su memoria con datos estadísticos sobre la distribución de los accidentes de tráfico por regiones, el número de conductores y peatones fallecidos y su relación con el consumo de drogas. En este informe, correspondiente a 2008, los autores prestan especial atención al análisis del consumo de alcohol, ya sea solo, o asociado a otras drogas ilegales o psicofármacos, así como en su relación con otras variables independientes –edad, sexo, día del accidente–. Los datos indican que, durante ese año, se produjo un descenso en el número de conductores y de peatones fallecidos. Al igual que en 2007, cuatro de cada diez conductores dieron positivo en los análisis toxicológicos. De estos positivos, un 78% había consumido alcohol; un 27%, algún tipo de droga ilegal; y un 13%, algún psicofármaco. Con respecto al consumo de drogas ilegales, la cocaína estaba implicada en el 55,5% de los casos, seguida por el cannabis (29%). En cuanto a la edad, cuatro de cada diez conductores tenían entre 31 y 50 años, mientras que los más jóvenes –de entre 21 a 30 años– y los mayores de 50 representaban un 25 % del total, respectivamente. Este trabajo también analiza la relación entre el momento en el que ocurren los accidentes de tráfico –días laborables o fin de semana– y la edad los conductores fallecidos. A la vista de los datos, se concluye que los jóvenes no son quienes más accidentes tienen, pero es interesante indicar que la mitad de los accidentes en los que están implicados tienen lugar los fines de semana.