Cover Image
TIFFANY, G., COMMUNITY PHILOSOPHY: A TRANSFORMATIONAL YOUTH WORK PRACTICE?. SOCIETES ET JEUNESSES EN DIFFICULTE , no. HORS SERIE (2010), p. 1-17
Ref. 167539
Location: Archivo

Download file


Keywords:
Acción comunitaria, Emancipación, Exclusión social, Inclusión social, Intervención social, Juventud, Policía, Política social, Problemas de conducta, Problemas sociales, Reino Unido

Abstract:
La Filosofía Comunitaria es una nueva metodología que deriva de un enfoque educativo llamado 'Philosophy for Children'(P4C). P4C se practica en las escuelas desde hace muchos años, pero sólo recientemente ha sido adaptada a un contexto de intervención social comunitaria. Los jóvenes utilizan un estímulo (por ejemplo, una imagen) como punto de partida para una “encuesta comunitaria”. El interventor social, formado según la filosofía comunitaria, coordina la exploración profundizada de las cuestiones y problemas que enfrentan los jóvenes. La clave del proceso es que son los jóvenes mismos los que deciden las cuestiones a examinar y son alentados a mantener conversaciones con los demás de una manera crítica y cooperativa a la vez. Este artículo estudia los resultados de un proyecto cuyo objetivo fue promover la Filosofía Comunitaria. El estudio tuvo lugar en un entorno donde se expresan muchos comportamientos llamados antisociales (reales o simplemente percibidos como tales). El proyecto ha permitido facilitar el diálogo entre habitantes jóvenes y mayores (a menudo poco tolerantes los unos hacia los otros), y también entre jóvenes y autoridades, por ejemplo, la policía. El estudio ha descubierto que los jóvenes aprecian la oportunidad de trabajar con esta metodología que les permite explorar de manera crítica los problemas que les afectan y les conciernen, tal y como ELLOS identifican esos problemas. Varios proyectos han producido un sentimiento positivo en los jóvenes, aunque ese sentimiento positivo parece tener más que ver con una mejora en su condición de vida material, en especial una mejora en sus relaciones con los adultos de la comunidad y con la policía. Un resultado imprevisto para estos interventores que han utilizado esta metodología es que las restricciones de la política social e institucional han dificultado reaccionar de manera flexible y prevista en la Filosofía Comunitaria. Esto presenta problemas para la formación de los interventores: la democratización de los organismos en un contexto que actualmente produce resultados altamente prescritos. Si no se adopta un enfoque filosófico en todas las ramas de la intervención social, la eficacia de PC a desarrollar en los jóvenes, la autoestima y la capacidad de reflexionar serán limitadas. Como conclusión, la Filosofía Comunitaria no es en sí misma un mecanismo que transforma, sino más bien una herramienta para ayudar a preparar a los jóvenes a hacerse autónomos y a participar de pleno derecho en su propio desarrollo.