Cover Image

WAGNER, K.D., ET AL., EVALUATION OF AN OVERDOSE PREVENTION AND RESPONSE TRAINING PROGRAMME FOR INJECTION DRUG USERS IN THE SKID ROW AREA OF LOS ANGELES, CA. INTERNATIONAL JOURNAL OF DRUG POLICY, THE , Vol. 21, no. 3 (2010), p. 186-193
Ref. 167832
Location: R.1114 Archivo

Request the document


Keywords:
Drogas ilegales, Drogodependencias, Efectos, Estudio local, Evaluación de servicios, Programas de formación, Programas de prevención, Reducción de daños, Sobredosis, Vía intravenosa, EE.UU.

Abstract:
En línea con lo esperado, el programa formó satisfactoriamente a los participantes en estrategias de intervención ante sobredosis y aprendieron a administrar naloxona –antagonista opiáceo que rápidamente revierte la depresión respiratoria y la sedación, por lo se muestra muy eficaz en el tratamiento de la sobredosis aguda–. Un total de 22 participantes tuvieron que hacer frente a 35 situaciones de sobredosis en los 3 meses siguientes a la formación. Las respuestas mayoritarias ante estas situaciones fueron el acompañamiento y la administración de naloxona. En menor medida, los participantes llevaron a cabo una reanimación respiratoria y solicitaron la ayuda de los servicios de emergencia. Según los autores, este tipo de programas tienen un gran valor, ya que, además de formar a las personas y mejorar la conducta de ayuda ante situaciones de sobredosis, tienen un efecto claro en el patrón de consumo de los propios participantes. En este sentido, muchos de los participantes entrevistados manifestaron haber disminuido su consumo tras ser testigos de una emergencia grave.

Abstract:
La sobredosis por opiáceos normalmente sucede en compañía de otras personas con problema de drogodependencias y, en ocasiones, en el domicilio de los usuarios. El fallecimiento inmediato es raro, y los usuarios de drogas son muy reacios a llamar al servicio de emergencias. En la presente investigación, se evaluó un programa de prevención e intervención para personas que consumen drogas por vía intravenosa cuyo objetivo principal fue proporcionar estrategias para hacer frente a este tipo de situaciones. El programa, que tuvo lugar durante 16 meses, formó a 93 personas con drogodependencias, de las que 71 fueron entrevistadas al inicio y a los 3 meses de la intervención. Los participantes recibieron una sesión de formación de una hora sobre cómo prevenir, reconocer y responder ante situaciones de sobredosis por opiáceos –llamar al servicio de emergencias, hacer reanimación respiratoria y administrar una inyección de naloxona por vía intramuscular–.