Cover Image
DEFENSOR DEL PUEBLO, INFORME A LAS CORTES GENERALES 2009. Madrid, DEFENSOR DEL PUEBLO, 2010, 1823 p.
Ref. 168860
Location: Archivo

Download file


Keywords:
Centros educativos, Control, Defensor del Pueblo, Delincuencia juvenil, Exclusión social, Informes oficiales, Justicia, Malos tratos, Menores, Migración, Mujer, Nivel local, Nivel nacional, Programas de actividades, Quejas, Recomendaciones, Región, Sector público, Sectorial, Servicios de salud, Servicios públicos, Autonomías, España

Abstract:
El informe general que sobre cada ejercicio presenta el Defensor del Pueblo ante las Cortes Generales supone, además de la cumplimentación de una tarea institucional obligada, un contacto inexcusable con eso que habitualmente se denomina “la realidad”. Un contacto que aporta cada año, con el cumplimiento del mandato constitucional, una relación pormenorizada y objetiva de buena parte de los problemas planteados por los ciudadanos o suscitados por el celo de los medios de información, en el caso de las quejas de oficio, que configuran en cierta medida las características de nuestro convivir en el marco del actual Estado de derecho. O más en concreto, los aspectos derivados del comportamiento de las diferentes administraciones acerca de los cuales los representantes de la soberanía popular podrían aumentar considerablemente sus elementos de juicio a la hora de desempeñar su papel legislador. El contenido del informe suministra información, si no exhaustiva, sí de primera mano (con la sola limitación de la confidencialidad exigible al “alto comisionado”) en torno a una apreciable multitud de cuestiones, integrada por las quejas ciudadanas sobre la actuación de los poderes públicos. Quejas que toman cuerpo de una realidad social por la que también se interesan otros actores como son los estudiosos, periodistas, analistas de todo tipo y expertos en la transmisión de saberes. En el presente informe, sin embargo, los casos individuales se nos muestran en interacción dinámica con el propio esfuerzo de los ciudadanos ante las administraciones por conseguir sus deseos y sus propósitos. La mención de cada conflicto individual se completa con un estado de la cuestión que muestra determinados pliegues de la realidad convirtiéndola así en una realidad más viva y compleja, más cercana a la verdad ideal.