Cover Image

Nivel educativo, renta y estatus laboral, relacionados con el consumo de alcohol


HUCKLE, T., ET AL., SOCIO-ECONOMIC STATUS PREDICTS DRINKING PATTERNS BUT NOT ALCOHOL-RELATED CONSEQUENCES INDEPENDENTLY. ADDICTION , Vol. 105, no. 7 (2010), p. 1192-1204
Ref. 169202
Location: R.696 Archivo

Request the document


Keywords:
Alcohol, Alcoholismo, Consumo, Desigualdad social, Drogodependencias, Efectos, Estatus socioeconómico, Factor de protección, Factor de riesgo, Patrones de consumo, Pobreza, Nueva Zelanda

Abstract:
Tres encuestas telefónicas realizadas en 1995, 2000 y 2004 constituyen la fuente estadística de este estudio, que indaga en las relaciones entre el estatus socioeconómico y el consumo de alcohol entre la población adulta neozelandesa. De acuerdo con los resultados del análisis, el nivel educativo, la renta y el estatus laboral (tener empleo o estar en desempleo) están relacionados de forma independiente con la cantidad y la frecuencia del consumo de alcohol, tanto en hombres como en mujeres. Así, el nivel educativo se correlaciona de forma directa con la cantidad y la frecuencia del consumo. El nivel de renta, por su parte, se asocia a la cantidad de forma inversa y a la frecuencia de modo directo. En cuanto al estatus laboral, tener empleo incrementa el riesgo de beber frecuentemente, y estar en paro, el de beber mayores cantidades de bebidas alcohólicas.

La investigación señala también que, en términos generales, los factores socioeconómicos no están relacionados con trece conductas atribuibles al consumo excesivo de alcohol, como pelearse, beber por la mañana, estar borracho en circunstancias en las que se debería estar sobrio, faltar al trabajo por haber bebido o ser incapaz de recordar que se ha ingerido alcohol. Las pautas de consumo de alcohol, en cambio, parecen predecir mejor el riesgo de presentar alguno de esos indicadores de consumo abusivo. Lo mismo cabe decir de determinadas variables socioeconómicas individuales, como estar en desempleo, ser estudiante o tener una ocupación entre las peor pagadas, y en el caso de los hombres, poseer un nivel educativo muy bajo.