Cover Image
MORGADO, P., LA TUTELA PUBLICA DE LA EXCLUSION SOCIAL: DIRECTRICES EUROPEAS Y PLANES NACIONALES PARA LA INCLUSION. REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO E INMIGRACION , no. 87 (2010), p. 73-90
Ref. 169557
Location: R.1299 Archivo

Download file


Keywords:
Exclusión social, Inclusión social, Planes de acción social, Pobreza, Unión Europea

Abstract:
La tutela de las clases pobres de la sociedad ha sido uno de los referentes de las actuaciones públicas, incluso en aquellos Estados más liberales. Esa preocupación, basada más en planteamientos morales que propiamente políticos, ha evolucionado hasta lo que en la actualidad se denominan intervenciones de inclusión social. Así, englobando no sólo contenidos de carácter económico, más propios de las antiguas actuaciones para , la exclusión social es una idea más amplia de desigualdad entre sujetos. Estamos ahora ante un concepto multidisciplinar, que considera la exclusión desde todos los prismas de convivencia. Así, mientras que la valoración de la pobreza se hace en términos cuantitativos, utilizando para ello el denominado umbral de renta o pobreza que es la cantidad mínima de dinero de la que debe disponer un individuo para cubrir sus necesidades vitales en una determinada sociedad, la exclusión social debe ser abordable desde indicadores referidos a otros derechos básicos (empleo, educación, salud, vivienda, participación social.). En este contexto, la exclusión social se enmarca como uno de los objetivos prioritarios en la Agenda Social europea, impregnando de esta forma los contenidos de la política social comunitaria. Para ello, se ha establecido el Método Abierto de Coordinación como instrumento para conseguir unas políticas similares en el ámbito interno de los países miembros, favoreciendo un proceso de intercambios políticos y de aprendizaje mutuo. Para ello, los diferentes Estados, en el cumplimiento de su compromiso de elaborar sus Estrategias Nacionales de protección social e inclusión social conforme a las directrices marcadas en dicho Método, se comprometen a articular este tipo de medidas en los denominados Planes Nacionales de Acción para la Inclusión Social. Dichas actuaciones tienen como objetivos prioritarios el fomento de la cohesión social y la igualdad de oportunidades, incidiendo en diferentes ámbitos tales como el empleo, la vivienda, la educación o los diferentes mecanismos de protección social.