Cover Image
Viloria, A., La enfermedad de Alzheimer antes de la demencia. Beneficios del diagnóstico precoz. Revista Española de Geriatría y Gerontología , Vol. 46, no. Supl.1 (2011), p. 47-54
Ref. 182782
Location: R.355 Archivo

Request the document


Keywords:
Beneficios, Demencia, Detección precoz, Diagnóstico precoz, Efectos no deseados, Enfermedad de Alzheimer, Métodos de evaluación, Métodos de investigación, Personas mayores, Terapia

Abstract:
Dado el envejecimiento de la población y el incremento del número de pacientes afectados de enfermedad de Alzheimer (EA), son cada vez más necesarias medidas que no sólo ayuden a retrasar su desarrollo, sino a poder prevenirlo. Los avances en el diagnostico de la EA podrían apoyar una revisión de los estándares clínicos actuales para el deterioro cognitivo leve y proveer nuevos hitos para un tratamiento precoz de la enfermedad. Con el objetivo de poner en marcha las medidas terapéuticas tan pronto como sea posible y no esperar a que exista un determinado nivel de expresión, el proceso diagnóstico actual debe reorientarse hacia el substrato patológico y no hacia los síntomas, con un papel fundamental en los pacientes con mayor reserva cognitiva que, cuando se diagnostica la enfermedad, presentan una carga lesional en general elevada y la efectividad del tratamiento es menor. Si se quiere conseguir identificar terapias modificadoras de la enfermedad para retrasar los síntomas clínicos de la EA en individuos cognitivamente intactos de elevado riesgo, será necesario validar marcadores en relación con la fisiopatología de la enfermedad. Es improbable que un solo biomarcador pueda proveer la certeza diagnóstica necesaria y, por lo tanto, debe realizarse un acercamiento multimodal que incorpore métodos bioquímicos, neuropatológicos y de neuroimagen anatómica y metabólica. Para optimizar los resultados de los fármacos en investigación será necesario utilizar una combinación de biomarcadores para seleccionar a los participantes apropiados en las fases más precoces de la enfermedad y seguir su progresión. Con el diagnóstico precoz se pretende resolver cuestiones fundamentales en la atención de los pacientes con EA, como la posibilidad de diferenciación entre varios subtipos, y así fomentar el desarrollo de tratamientos idóneos para cada uno de ellos. El objetivo final sería desarrollar terapias modificadoras de la enfermedad que pueden ser introducidas de forma precoz, en un momento en que las personas todavía permanecen asintomáticas o mínimamente sintomáticas, para mantener su calidad de vida.