Cover Image
Baztan, J.J., ET AL., La unidad de ortogeriatría de agudos. Evaluación de su efecto en el curso clínico de los pacientes con fractura de cadera y estimación de su impacto económico. Revista Española de Geriatría y Gerontología , Vol. 46, no. 4 (2011), p. 193-199
Ref. 184687
Location: R.355 Archivo

Request the document


Keywords:
Análisis coste-eficacia, Atención geriátrica, Cadera, Estudio comparativo, Fracturas, Impacto económico, Ortoprótesis, Personas mayores, Traumatología, Unidad hospitalaria, España

Abstract:
Objetivos: Estudiar los efectos del tratamiento de los pacientes con fractura de cadera en una unidad ortogeriátrica conjunta entre los servicios de traumatología y geriatría comparados con el tratamiento hospitalario habitual y analizar las diferencias de costes entre ambos sistemas de asistencia. Material y métodos: Estudio prospectivo cuasi-experimental de intervención, aleatorizado, en 506 pacientes ingresados en un hospital terciario con el diagnóstico de fractura de cadera osteoporótica. El sistema habitual de tratamiento fue el ingreso a cargo de traumatología con interconsulta a geriatría (tipo IC) y el sistema a estudio consistió en el ingreso en una unidad ortogeriátrica (UOG) para el tratamiento conjunto integrado entre los especialistas en traumatología y geriatría. Éste incluyó la designación de un interlocutor único por cada servicio, seguimiento por la enfermera de ortogeriatría, valoración geriátrica precoz, atención clínica diaria coordinada, pase de visita conjunto semanal y planificación coordinada de la programación quirúrgica, del inicio de la deambulación y del destino y momento del alta. Resultados: Se incluyó a 255 pacientes consecutivos ingresados en la UOGy 251 tratados simultáneamente mediante IC. No existieron diferencias, salvo por una edad ligeramente inferior en el grupo de UOG, en las características previas ni en la tasa de intervención quirúrgica de ambos grupos. En los pacientes de la UOG fue más frecuente recibir rehabilitación en la fase aguda, ser capaz de caminar al alta y ser derivado a unidades de recuperación funcional (todas con p < 0,05). Los pacientes ingresados en la UOG recibieron una valoración geriátrica más precoz y fueron intervenidos antes que los tratados mediante IC (p < 0,01). La estancia en la planta de agudos fue un 34% menor en los pacientes de la UOG (media 12,48±5 frente a 18,9±8,6 días; p < 0,001) (mediana de 12 [9-14] días frente a 17 [13-23]; p < 0,001). La estancia hospitalaria total, incluida la estancia en las unidades de recuperación funcional, fue un 11% menor en los pacientes de la UOG (media 21,16±14,7 frente a 23,9±13,8 días; p < 0,001) (mediana 14 [10-31] frente a 20 [14-30] días; p < 0,001). La UOG obtuvo un ahorro de costes por paciente de entre 1.207 D y 1.633 D mediante el modelo de coste por proceso y de 3.741 D mediante el modelo de costes por estancias. Conclusiones: La UOG es un nivel asistencial que aporta mejoras en la evolución funcional de los pacientes y una reducción total de estancias hospitalarias. En base a ello reduce los costes de asistencia. Estos resultados hacen recomendable este sistema de atención a los pacientes con fractura de cadera en fase aguda.