Cover Image
La actividad física vigorosa puede estar relacionada con un mayor riesgo de ELA. El Correo , 24/04/2018
Ref. 533399

Download file


Abstract:
La «nueva evidencia de clase 1» hace que los investigadores especulen si la ELA podría ser una compensación por los muchos beneficios conocidos del ejercicio físico en otros aspectos de la salud. La ELA es una enfermedad neurodegenerativa progresiva y mortal para la que actualmente no existe tratamiento y aunque los genes representan una proporción de casos, también se ha discutido sobre un rol de los factores ambientales, incluida la actividad física.