Imágen de Portada
Reclusos y enfermedad mental, doble estigma. EFE Salud , 30/04/2019
Ref. 541490

Descargar documento


Resumen:
Ser recluso y tener una enfermedad mental no solo supone un doble estigma para quien lo padece, sino que además las condiciones de encierro que conlleva estar en prisión agravan o desencadenan las patologías y aumentan la vulnerabilidad de quienes las sufren.