Cover Image
ALONSO-BORREGO, C., ET AL., EFICACIA DEL GASTO EN ALGUNAS POLITICAS ACTIVAS EN EL MERCADO LABORAL ESPAÑOL. Serie: DOCUMENTO DE TRABAJO, Madrid, FUNDACION ALTERNATIVAS, 2004, 38 p.
Ref. 137273
Location: Archivo

Download file


Keywords:
Desempleo, Efectos, Evaluación de servicios, Política activa empleo, Trabajo, España

Abstract:
A partir de la cumbre de Luxemburgo, en noviembre de 1997, las políticas activas en el mercado de trabajo recibieron un notable impulso en la Unión Europea (UE). Los acuerdos adoptados supusieron la puesta en marcha del llamado “proceso de Luxemburgo”, dirigido a coordinar políticas de empleo para resolver los problemas estructurales del mercado de trabajo en la UE. Dichas políticas se asientan en cuatro pilares básicos: la mejora en el acceso al mercado laboral, el estímulo del espíritu empresarial, el aumento de la capacidad de adaptación de empresas y trabajadores y el fomento de la igualdad de oportunidades. A pesar de las buenas intenciones, los cambios introducidos desde 1997 no han alterado significativamente el funcionamiento del mercado laboral. En lo que se refiere al acceso al mercado de trabajo, se ha recurrido esencialmente a programas de formación para los grupos de población con mayores dificultades, como son los jóvenes, trabajadores con escasa preparación y parados de larga duración. Las directrices europeas han planteado únicamente objetivos de carácter cuantitativo centrándose en la reactivación de políticas activas preexistentes, cuya eficacia frente al problema del paro es más que dudosa. Por otra parte, existe una gran heterogeneidad entre los países miembros de la UE, tanto en lo que respecta al funcionamiento de su mercado de trabajo como a las respuestas adoptadas por parte de sus gobiernos frente al paro. Así, mientras el impulso del “proceso de Luxemburgo” ha sido aprovechado por algunos países para evaluar concienzudamente la efectividad de sus políticas de empleo, otros se han limitado a adecuar mecánicamente sus planteamientos a las nuevas directrices europeas. En el caso de España, el plan propuesto por el anterior Gobierno conservador parece haber optado por la segunda vía, preocupándose más por cumplir en las formas que por establecer una verdadera estrategia para el empleo a medio plazo.