Cover Image
LUND, K.E., THE INTRODUCTION OF SMOKE-FREE HOSPITALITY VENUES IN NORWAY. IMPACT ON REVENUES, FREQUENCY OF PATRONAGE, SATISFACTION AND COMPLIANCE. Serie: SIRUS SERIES, OSLO, THE NORWEGIAN INSTITUTE FOR ALCOHOL AND DRUG RESEARCH, 2006, 110 p.
Ref. 147966
Location: Archivo

Download file


Keywords:
Acción contra las drogodependencias, Actitudes sociales, Drogodependencias, Efectos, Entorno laboral, Evaluación de servicios, Hostelería, Normativa, Reforma, Tabaco, Tabaquismo, Noruega

Abstract:
Noruega fue, junto con Irlanda, el primer país europeo que prohibió el consumo de tabaco en el sector hostelero. La implantación de la nueva normativa, que se inició a mediados del 2004 y supuso el cierre de los espacios para fumadores tuvo una recepción regular entre las empresas de hostelería. El principal motivo de la actitud negativa generalizada era el temor a que la reforma extendiera el hábito –ya frecuente en la cultura noruega– de realizar las fiestas y celebraciones en las casas particulares en vez de acudir a locales de ocio. Por ello, los resultados de esta investigación, el primer estudio evaluativo que analiza los efectos de esta medida sobre el número de clientes y los ingresos de los establecimientos de hostelería, ha generado gran interés. El estudio revela que el número de clientes se mantuvo estable durante los primeros doce meses después del cambio y, aunque no se descarta que haya podido afectar de forma negativa a una pequeña parte del sector hostelero, parece que la mayoría de los establecimientos no ha experimentado pérdidas económicas significativas debido a la prohibición de fumar. En cuanto a las actitudes hacia los espacios hosteleros sin humo, el estudio muestra que, antes del cambio, cerca de un 70% de los fumadores creía que la prohibición de fumar iba a reducir su grado de satisfacción en las visitas a bares y restaurantes. Sin embargo, una vez implantada la reforma, solamente un 38% de ellos afirmaba estar menos contento con sus visitas hosteleras que durante la época en la que se les permitía fumar. Entre el grupo de no fumadores, por su parte, más de un 80% aseguraba estar más satisfecho con sus visitas a bares y restaurantes con la nueva normativa. Estas actitudes, junto con una buena acogida de la reforma de un 75% de la población general, han dado lugar a un alto cumplimiento de la nueva legislación. Según los autores del estudio, estos resultados y los beneficios de salud avalados por otras investigaciones confirman el rotundo éxito de esta medida.