Imágen de Portada

¿En qué medida el alcohol es la causa o el efecto de la conducta antisocial de ciertos adolescentes?


YOUNG, R., ET AL., ESTUDIO LONGITUDINAL CON CONSUMO DE ALCOHOL Y EL COMPORTAMIENTO ANTISOCIAL EN JOVENES. REVISTA DE TOXICOMANIAS , no. 54 (2008), p. 29-40
Ref. 155447
Localización: R.1206 Archivo

Descargar documento


Palabras clave:
Alcohol, Drogodependencias, Estatus socioeconómico, Factor de riesgo, Género, Juventud, Patrones de consumo, Problemas de conducta, Reino Unido

Resumen:
El objeto de este artículo es analizar la relación entre el consumo excesivo de alcohol y el comportamiento antisocial –o viceversa– según la distancia temporal entre los consumos que realizan los adolescentes británicos de 11 a 15 años. Para los autores, la concomitancia del alcohol y el comportamiento disruptivo no es tan sencilla de relacionar como a simple vista pueda parecer y como los diversos estudios suelen remarcar. Con el fin de dilucidar esta cuestión, los investigadores parten de tres hipótesis de trabajo, todas ellas de evidente relevancia. La primera, denominada hipótesis de desinhibición, defiende que el alcohol es la causa inmediata de la conducta antisocial, caracterizado por la verborrea y la agitación más inmediata, mientras que cuanto mayor es la distancia entre el consumo, mayor desgaste del hipocampo se produce, lo que causa problemas de lenguaje y memoria, entre otros. La segunda hipótesis postula lo contrario y afirma que las personas susceptibles o que acarrean algún problema de conducta son quienes, al consumir alcohol de forma inadecuada, pierden el control y provocan agresiones en edades más tempranas. Finalmente, una tercera hipótesis defiende que ambos factores –consumo de alcohol y comportamiento antisocial– se retroalimentan a corto plazo, lo que genera actos violentos, y a largo plazo, lo cual incrementa la impulsividad, el consumo y el comportamiento antisocial. Partiendo de los resultados del estudio, en el que han participado 2.586 estudiantes, y a diferencia del discurso institucional que vincula el comportamiento antisocial de los jóvenes al consumo excesivo de alcohol, los autores dan por válida la segunda hipótesis, es decir, que el comportamiento antisocial es el factor predominante que predispone a los más jóvenes al consumo inadecuado de alcohol, ya sean consumos más cercanos como los desarrollados a largo plazo.