Cover Image

Uno de cada cinco jóvenes europeos, en peligro de pobreza Eurostat


EUROSTAT, YOUTH IN EUROPE. A STATISTICAL PORTRAIT. LUXEMBURGO, EUROSTAT, 2009, 184 p.
Ref. 163748
Location: Archivo

Download file


Keywords:
Alcohol, Cultura, Datos estadísticos, Demografía, Desempleo, Drogodependencias, Educación, Emancipación, Estadísticas de población, Exclusión social, Familia, Forma de vida, Género, Juventud, Movilidad, Nuevas tecnologías, Participación social, Salud, Situación económica, Tabaco, Trabajo, Unión Europea

Abstract:
En el marco de su serie de publicaciones estadísticas, la Oficina de Estadística de la Comisión Europea (Eurostat) acaba de sacar a la luz un informe que versa sobre la situación de la juventud en Europa en ámbitos como la familia, las condiciones de vida, la salud, la educación, el empleo la participación social, entre otros. A lo largo de toda la publicación, se presentan una serie de estadísticas de las que se extraen numerosas conclusiones. Así, cabe destacar que, a pesar de que la esperanza de vida ha aumentado significativamente en comparación con anteriores periodos, las condiciones de vida no han mejorado al mismo tiempo para la juventud. De hecho, en 2007 uno de cada cinco jóvenes europeos vivía en peligro de pobreza, y alrededor de uno de cada diez decía tener dificultades económicas para comer carne o pescado cada dos días. En cuanto al consumo de sustancias adictivas, la proporción de consumidores de tabaco ha aumentado hasta los 45 años, y cuatro de cada cinco jóvenes europeos admiten haber consumido alcohol durante los últimos 12 meses. En lo relativo a la educación, la juventud europea la percibe como una preparación para el futuro más que como una obligación. Por ello, el nivel general de estudios de los jóvenes es superior al de sus progenitores, aunque sigue existiendo un 15% de personas que han abandonado prematuramente sus estudios. En cuanto al empleo, sin embargo, la tasa de empleados aumenta junto a la edad, pero los jóvenes tienden a tener trabajos temporales a trabajar durante horas atípicas para poder combinar sus estudios con el trabajo.