Imágen de Portada

Servicios sociales en España: heterogéneos, pero más bien precarios


García, G., et al., Índice DEC. Índice de desarrollo de los servicios sociales 2015 / Índice DEC. Valoración del desarrollo de los servicios sociales 2015 por comunidades autónomas / Tablas de datos de cada indicador. Madrid, Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, 2016, 16, 227, 26 p.
Ref. 508120
Localización: SIIS Archivo / DFB Archivo

Descargar documento
Descargar documento
Descargar documento


Palabras clave:
Acogimiento familiar, Adultos, Atención domiciliaria, Calidad de la atención, Centros de acogida, Centros de día, Centros de servicios sociales, Centros ocupacionales, Cobertura, Datos estadísticos, Dependencia, Derechos del usuario, Desarrollo, Discapacidad, Estadísticas de servicios, Estudio comparativo, Evaluación de servicios, Evolución, Exclusión social, Gasto social, Hombre, Indicadores, Menores, Mujer, Normativa, Personas mayores, Pobreza, Prestaciones económicas, Prestaciones sociales, Recomendaciones, Recomendaciones, Renta de garantía de ingresos, Residencias, Sectorial, Servicios de apoyo, Servicios de respiro, Servicios sociales, Sin techo, Tendencias, Víctimas, Autonomías, España

Resumen:
Suspenso. Ésta es la nota media que obtiene el desarrollo de los servicios sociales en el Estado español en el particular ‘examen’ que cada año lleva a cabo la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales. La herramienta que utiliza para ello es el índice sintético DEC, que evalúa veinticinco indicadores de tres áreas: derechos y decisión política (‘D’), relevancia económica (‘E’) y cobertura de servicios (‘C’). En concreto, la cuarta y última aplicación de este índice, cuyos datos más recientes corresponden a 2014, se salda con una nota media de 4,53 puntos y una mediana de 4,2, manteniéndose así por debajo del aprobado, como ha sucedido desde 2012.

Si bien la foto general es negativa, el análisis detallado introduce matices que es preciso tomar en cuenta, puesto que la situación actual de los servicios sociales en España se caracteriza por una enorme heterogeneidad entre comunidades autónomas. El informe señala, en este sentido, que “las diferencias interterritoriales no se han reducido y siguen siendo extremas en la mayor parte de los indicadores de cobertura de prestaciones y servicios”.