Imágen de Portada
Camps, V., Tiempo de cuidados. Otra forma de estar en el mundo. Barcelona, Arpa, 2021, 205 p.
Ref. 571940
Localización: SIIS 571940

Solicitar documento


Palabras clave:
Personas mayores, Envejecimiento, Discapacidad, Dependencia, Enfermedad, Infancia, Autonomía personal, Promoción, Cuidadores, Cuidador informal, Género, Muerte, Suicidio, Intervención, Feminismo, Ética

Resumen:
La ética del cuidado se ha convertido en un tema central y perentorio a raíz de la pandemia de la covid-19. Un virus nos ha obligado a aceptar limitaciones que nunca hubiéramos imaginado, nos ha hecho un poco menos arrogantes y seguros de nosotros mismos. En el ámbito de la teoría, esta toma de conciencia debería conducir a un cambio de paradigma o de marco mental, capaz de equilibrar razón y sentimiento, en el ejercicio de la tan manoseada «inteligencia emocional», cuyas aportaciones prácticas no siempre son evidentes. Hay que reconocer que existe un derecho a ser cuidado y un deber de cuidar que no admite excepciones, que afecta a todo el mundo y cuya responsabilidad ha de ser asumida individual y colectivamente.

Tiempo de cuidados se propone acallar las voces que aún se resisten a colocar el cuidado en un lugar prominente, contraponiéndolo a la justicia. Ambos son valores complementarios, pues las categorías anejas al cuidado rompen la concepción binaria del género que el feminismo aún no ha conseguido sustituir. Privilegiar categorías masculinas ―yo, razón, mente― en detrimento de otras consideradas femeninas ―las emociones, el cuerpo, las reciprocidades―, o mantener esa división binaria que distribuye las funciones de cada género, implica mantener el patriarcado y debilitar la democracia. Como dice Carol Gilligan: «En un contexto patriarcal, el cuidado es una ética femenina; en un contexto democrático, el cuidado es una ética humana».